Arti-grant

Arti-grant
+ Cartilago de Tiburón.
+ Glucosamina.
+ Chondroitin.

ARTIGRANT

CARTILAGO DE TIBURON

En la medicina complementaria y alternativa, el cartílago de tiburon. es conocido como un producto alimenticio usado como terapia biológico, es decir, basada en sustratos biológicos que se encuentran en la naturaleza, al cual se le atribuyen propiedades para regenerar las articulaciones.

Es rico en glucosamina, una sustancia que estimula la síntesis de proteoglicanos, propia de las superficies articulares. Sin embargo su contenido no tiene nada de particular respecto de cualquier otro cartílago animal.

El cartílago de tiburón es un complemento de las dietas sobre todo para los deportistas, que lo utilizan para evitar el desgaste de las articulaciones por el exceso de ejercicio. Casi siempre va acompañando a minerales y aminoácidos para regenerar el cartílago de la articulación dañada, a medio o largo plazo puede calmar el dolor y malestar asociado a enfermedades como artritis o artrosis. El cartílago de tiburón no es más que la fracción estructural de este animal marino que se caracteriza por la ausencia de sistema esquelético y estar formado casi en su totalidad por tejido conectivo cartilaginoso. A través de los años se observó que este animal rara vez se enferma de cáncer y mucho menos padece enfermedades de tipo inflamatorio. De acuerdo a los resultados presentados por varios investigadores, la respuesta se encuentra en su cartílago.

Estos mismos investigadores afirman que el cartílago de tiburón contiene una cantidad importante de sustancias biológicamente activas gracias a las cuales debe su fama. Entre ellas destacan el colágeno y el sulfato de condroitina, así como una familia de carbohidratos complejos llamados mucopolisacáridos.

Para ser más exactos, los análisis químicos revelan que el cartílago de tiburón puro tiene la siguiente composición: 41% de cenizas que corresponden principalmente a calcio y fósforo que se asimilan como sustancias nutritivas, un 39% de proteínas dentro de las que destaca el mencionado colágeno y una proteína de valor inigualable denominada IDC que inhibe la formación de vasos sanguíneos, proceso también conocido como Angiogénesis. Igualmente se caracteriza por la presencia de hidratos de carbono con propiedades antiinflamatorias e inmunoestimuladoras y de glucosaminoglicanos como el sulfato de condroitina y el acido hialurónico, ambos con importantes funciones estructurales.

MSM

El metil-sulfonil-metano (MSM) es un compo­nente natural de muchos alimentos que contiene azufre. En el cuerpo humano se encuentra en pequeña concentración en los flujos corporales y en los tejidos. El MSM tiene una muy buena biodisponibilidad y es un elemento esencial en la alimentación. El azufre es un componente muy importante para la formación de enzimas e inmuno­globulinas; además, es de gran importancia en la formación de tejido conectivo, pelo y uñas.

El MSM actúa como antiinflamatorio y posibilita al cuerpo para recuperar las células y las estructuras de tejido dañadas. Las propiedades del MSM mitigan el dolor en procesos inflamatorios en articulaciones, tendones, bolsa sinovial, en problemas de disco intervertebral y en otros muchos proce­sos musculares y del sistema motriz. En los deportistas ayuda contra la rigidez y el dolor en ligamentos, músculos y articulaciones cargadas. El MSM también funciona como importante antialérgico. Incrusta los receptores en las mucosas para que los alergenos no puedan atacar.

Por otro lado, el MSM es de gran ayuda en caso de sufrirse problemas del tracto gastrointestinal como diarrea, estreñimiento y acidez, y contra muchos parásitos. Se encuentra en muchos alimentos: leche, carne y pescado, pero los procesamientos como el calentamiento, o el enfriamiento propios de la industria alimentaria lo destruyen. Las personas que no se nutren de leche ni de alimentos no tratados, deberían complementar su dieta con MSM.

CHONDROITIN

El sulfato de condroitina es un sulfatado glicosaminoglicano (GAG) compuestos de una cadena de azúcares alterna ( N-acetilgalactosamina y ácido glucurónico ). Por lo general se encuentra unido a proteínas como parte de un proteoglicano . Una cadena de condroitina puede tener más de 100 azúcares individuales, cada uno de los cuales se pueden sulfatar en posiciones variables y cantidades. El sulfato de condroitina es un componente estructural importante de cartílago y proporciona gran parte de su resistencia a la compresión. Junto con glucosamina , sulfato de condroitina se ha convertido en un ampliamente utilizado suplemento dietético para el tratamiento de la osteoartritis.

El efecto del sulfato de condroitina en pacientes con osteoartritis es probablemente el resultado de una serie de reacciones, incluyendo su actividad anti-inflamatoria, la estimulación de la síntesis de proteoglicanos y ácido hialurónico, y la disminución de la actividad catabólica de los condrocitos inhibiendo la síntesis de enzimas proteolíticas , óxido nítrico, y otras sustancias que contribuyen al deterioro de la matriz de cartílago y causar la muerte de los condrocitos articulares. Una reciente revisión resume los datos de informes que describen la base bioquímica del efecto de sulfato de condroitina en los tejidos articulares osteoartritis. [ 20 ] El fundamento para el uso de sulfato de condroitina se basa en la creencia de que la osteoartritis se asocia con una deficiencia local en algunas naturales sustancias, incluyendo el sulfato de condroitina.

GLUCOSAMINA

La glucosamina oral se emplea en el tratamiento de la artritis y la artrosis. Como la glucosamina es el precursor de los glicosaminoglicanos y los proteoglicanos, se puede decir que favorecen al desarrollo de los tejidos cartilaginosos. La glucosamina servida como suplemento dietético se emplea también en la reconstrucción de los cartílagos.

Su empleo en la osteoartritis es seguro, como muestran los resultados obtenidos hasta el momento en diversos ensayos clínicos.

Dado que la artritis y la osteoartritis son enfermedades autoinmunes en las cuales la glucosamina ha demostrado su efecto beneficioso, se está ensayando su efecto inmunomodulador en otras enfermedades autoinmunes, como en el modelo animal de la esclerosis múltiple, la EAE.8

Un metanálisis publicado en el British Medical Journal el 2010 ha mostrado que es ineficaz en el tratamiento a pacientes con osteoartritis de cadera o rodilla.

Esenciales